Ubicada en el mismo centro de Bruselas se encuentra la Grand Place, el lugar más emblemático de la capital belga y probablemente el más bonito de la ciudad, una joya de la arquitectura que incluso ha sido reconocida como Patrimonio de la Humanidad en el año 1998.

Renacentismo, gótico o neoclásicismo son algunos de los estilos arquitectónicos que podemos descubrir en esta singular plaza de 110×68 metros, una de las más bellas de Europa por su profusión de adornos y su elegancia estilista, reflejo fiel de buena parte de la historia belga. Aquí en el siglo XVI se realizaban decapitaciones públicas; también a fines de ese suglo, en el año 1695, la artillería francesa la castigó hasta dejarla prácticamente destruida, pero el empeño de sus habitantes le permitió que se reconstruyera de una forma absolutamente sorprendente.

En torno a la plaza se encuentran algunos sitios que bien merecen la pena ser visitados:

– El Hotel du Ville, el Ayuntamiento

Es uno de los más bellos monumentos góticos de toda Bélgica. Comenzada su construcción en el año 1402 por Jacob van Thienen, fue, sin embargo, Jan van Ruysbroeck quien la acabó 47 años después, en el 1449, al finalizar su bellísima torre campanario, la conocida como “Tour inimitable”. En su interior se encuentra la Sala del Consejo con una magnífica muestra de tapices de la época; o la Sala de Maximiliano, o la Gótica, con frescos y pinturas de la escuela flamenca.

– La Maison de l’Etoile

Está en el número 8, a la izquierda del Hotel du Ville, junto al monumento dedicado al gran héroe que facilitó la liberación bruselense de las huestes del fatídico conde de Flandes.

– La Maison de l’Arbre d’Or

Está en el número 10, y allí se encuentra el Museo de la Cerveza, más que recomendable en un país como éste, donde se encuentran las mejores cervezas del mundo.

– El Palacio de los Duques de Brabante

Construido por G. de Bruyn en el año 1698, se alza en el lado este de la plaza. Se trata de un edificio neoclásico que, sin embargo, está formado por siete construcciones independientes entre sí, aunque eso sí, con una fachada común para todos ellos.

– La Maison du Roi

Es otro de los monumentos más representativos de la Grand Place y de toda Bruselas, un magnífico palacio gótico tardío que cuenta también con elementos brabantinos, con una doble galería y una balconada digna de los mejores orfebres. En el edificio, en la parte central, se puede distinguir un elegante campanario. Aunque en sus origenes no era sino un edificio destinado al comercio del pan, en el año 1515, por orden del emperador Carlos V, la Maison fue renovada totalmente bajo la supervisión de Keldermans el Jóven. Hoy día en este edificio podemos visitar el Museo de la Ciudad de Bruselas.

Se encuentra en la parte norte de la plaza.

– El lado oeste de la Gran Place

No tiene un edificio que destaque por encima de otro, pero sí es, en su conjunto, un lado de gran belleza en el que hay varios locales de restauración mezclado con antiguas mansiones, como la Maison des Boulangers (en los números 1 y 2), del año 1867, la Maison de la Brouette (en el número 3), construida en el año 1644, la Maison du Sac (en el número 4) perteneciente antiguamente al gremio de los ebanistas, o la Maison de la Louve (número 5) llamada así por el relieve de la loba capitolina de Roma que se puede distinguir en su fachada.

Address

Address:

1000 Brussels, Bélgica

GPS:

50.846834, 4.352405999999974

Telephone:

-

Email:

-

Web:

-

Planificar mi ruta

Leave a Review

Calificación
Publishing ...
Your rating has been successfully sent
Please fill out all fields